Hospitalización

Es un elemento clave en el funcionamiento de una clínica veterinaria. Aquí damos todos los cuidados necesarios al animal bajo constante supervisión. 

Contamos con un completo equipamiento para la monitorización y el tratamiento de los animales (mantas de calor, equipos de infusión, control de oxígeno y temperatura, calentadores de suero…). 

La hospitalización es de gran importancia tanto en animales que acaban de ser intervenidos quirúrgicamente, como en casos de enfermedades que requieren un tratamiento y supervisión continuas (insuficiencias renales, procesos infecciosos severos, cuadros digestivos…).